ZAPATILLAS DE LUCES “LED” CALZADO MUY PELIGROSO ¡COMPÁRTELO!

Add to Flipboard Magazine.

Estrenó unas zapatillas  la Nochevieja de 2015 y todavía lo está lamentando. Durante la fiesta empezó a sentir picores en los pies y, a la mañana siguiente, tenía granos y  quemaduras. Semanas después se le hincharon cuatro números por encima de la talla habitual. Hoy, con 15 años, sufre secuelas en forma de dolores musculares e intolerancia al calor. Las pruebas concluyeron que la causa era el dimetilfumarato, un producto prohibido por la normativa española y europea desde hace un año y que se utiliza como conservante fungicida en distintos artículos, principalmente calzados led , procedentes de China.

22

Las autoridades españolas retiraron del mercado o destruyeron 114.173 pares de zapatos contaminados, a los que se suman otros 87.876 rechazados en aduana, según datos del Instituto Nacional de Consumo (INC). En total, más de 200.000 unidades retiradas del mercado en el primer año de prohibición.

Los zapatos con este tóxico proceden en su práctica totalidad de China, según un portavoz del INC, pero se vendían en todo tipo de tiendas.

Maite pasó nueve días en el hospital. “Tenía los pies imponentes, amoratados, y no me cabían ni los zapatos de mi padre”, relata. “Un mes después, me salieron los mismos granos en la espalda. Me dijeron que podía deberse a que aún tuviera restos del tóxico en el cuerpo”.

2

Fue el comienzo de un calvario que no ha terminado. Más de un año después asegura resentirse de las secuelas: “Me dan calambres tan fuertes que me tengo que sentar. Y no tolero el agua caliente. Cada día en la ducha es horrible, los puntos donde tuve heridas se hacen visibles y me duelen. Son síntomas que tengo en común con otros afectados”.

En Andalucía se destruyeron, inmovilizaron o retiraron 15.000 unidades de calzado contaminado el año pasado, según la Dirección General de Consumo andaluza.

 

Comentarios

Comentarios


Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *